Silencio No. 14

En la ciudad donde vivo los niños violan unicornios, el placer se vende, las rosas son un estorbo (o un regalo de postal de San Valentin) y el amor ya no sorprende. Una vez conocí a una niña que se suicidó porque no quería aprender a llorar. Quiero hacer algo. La química murió. ¿911? Lo sentimos la lectura que acaba de realizar no existe, asegúrese de marcar la interpretación correcta o consulte el diccionario y la lógica.

Reportándose desde un día cualquiera,

fabrikante

Pd: No soy Mark Anthony, yo soy el cantante.

0 Responses to “Silencio No. 14”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




¿Qué hacemos?

Crear stickers a mano y pegarlos por tí; dibujar; aceptar caramelos de extraños; ¿tienes una pared muerta? nosotros la podemos pintar.

Estadísticas

  • 22,061 pasajeros en trance
Graffiti Blogs - BlogCatalog Blog Directory
Cállate y grita forma parte de L A M O R T E

Flickr







Más fotos

A %d blogueros les gusta esto: